Construcción Passivhaus

Construcción Pasiva o Passivhaus

passivhaus

 

Los edificios y las casas pasivas (passivhaus) son denominadas también como casas y edificios sostenibles por tener un consumo prácticamente nulo.

Las casas pasivas son viviendas totalmente efectivas en cuanto a la energía. También son ecológicas ya que se utilizan los recursos de la arquitectura bioclimática. Estos recursos junto con la eficiencia energética las convierte en la alternativa más saludable para la calidad de vida y para el entorno que nos rodea.

La Directiva Europea intentará que en 2020 todos los edificios de nueva construcción tengan un consumo prácticamente nulo de energía. Por este motivo, ya se están llevando a cabo las medidas necesarias en antiguas y nuevas construcciones.

Las casas y edificios sostenibles son aquellos que utilizan recursos de arquitectura bioclimática. Combinan la arquitectura de una manera eficiente convirtiéndose así en casas herméticas. Las ventanas de estos hogares se diseñan para que entre la luz, pero nada tendrán que ver con el calor o frío del interior. Y es que, el aislamiento de este tipo de viviendas es total. La renovación del aire en el interior de la vivienda se realizará a través de sistemas de ventilación con intercambiadores de calor. De esta manera, se produce la renovación del aire sin riesgo alguno de que se escape el calor.

certificado casa passivhaus

Ventajas de vivir en Casas Pasivas

1. Aislamiento térmico

Con ayuda de un espesor considerable de aislante térmico se sufre una pérdida limitada de calor. Por este motivo, el ahorro en la factura del gas es tan llamativo.

2. Ventanas y puertas.

En las construcciones tradicionales, las ventanas y puertas siempre han sido el punto débil. Por ello, en la gran mayoría de casas pasivas se instalan ventanas de pvc con triple cristal y dos cámaras de gas.

3. Diseño.

Si la vivienda solar pasiva está bien diseñada disfrutará de temperaturas agradables en su interior. Además, se hará un buen uso de la luz y se necesitará menos energía para calentar, alumbrar y enfriar que en una casa tradicional.

4. Renovación del aire del interior evitando la estanqueidad del aire.

Habitualmente, los orificios en la envolvente del bloque de edificios causan una gran cantidad de problemas. El flujo de aire del interior al exterior en ocasiones causa grietas y huecos que pueden provocar condensaciones en la construcción. Obtener una buena estanqueidad del aire en la vivienda aumentará el confort.

5. Puentes térmicos.

Eliminar los puentes térmicos existentes hace que se disminuyan las pérdidas de calor y además, se evitan patologías en la salud de los habitantes de la vivienda debido a condensaciones que pueden provocar hongos entre otros problemas.

6. Sistemas de ventilación que además consiguen recuperar la energía.

Al instalar sistemas de VMC “ventilacion mecanica controlada” de doble flujo que poseen las certificaciones de Passive House Institute que aseguran la calidad del aire y también aportan el ahorro de energía y el confort en las diferentes estancias de las casas sostenibles. Gracias a este sistema y a un pequeño aporte de calor se consigue que en las viviendas puedan eliminarse los sistemas tradicionales de calefacción. En definitiva, las energías renovables de la mano de las casas y edificios sostenibles aportarán una calidad de vida necesaria para conservar la salud del entorno que nos rodea y que cada vez se hace más imprescindible.

7. Beneficios para la salud

Debemos tener en cuenta que las casas pasivas eficientes de este tipo ofrecen considerables beneficios para la salud. Gracias a su sistema aislante, se evitan las humedades y los ruidos. Este tipo de casas, permiten prevenir enfermedades respiratorias e insomnio debido a los sistemas de filtrado del aire interior. Las personas que viven en estas casas descansan más y tienen mejor calidad de vida. La climatización de la vivienda es natural. Los inquilinos no se exponen a las consecuencias de sistemas de calefacción y aire acondicionado artificiales. Se evitan resfriados y dolores en los huesos que producen los equipamientos mecánicos.